PRIMER ENCUENTRO CON LA NATURALEZA DE BUSTARVIEJO

Desde el comienzo de la andadura de nuestro proyecto, teníamos muy claro que queríamos dejar atrás nuestra” etapa ciudadana”  y que, en este momento de nuestra vida, elegíamos poder experimentarla en un lugar donde la naturaleza estuviera muy presente.

No renunciamos a todo lo que una ciudad como Madrid ofrece y nos encontramos agradecidos a ello. Pretendemos poder disfrutarlo de vez en cuando ( ésta, entre otras razones, nos ha llevado a buscar lugares en la comunidad), pero  nuestra vida cotidiana queremos vivirla rodeados de naturaleza, respirar su tranquilidad, nutrirnos de su fuerza serena.

Y el pasado día 2 de enero, para comenzar bien el año, una parte de los cooperativistas acompañados de amigos con los que compartimos estos intereses, nos fuimos a pasar el dia a Bustarviejo. Disfrutamos de una de las sendas que parten de la plaza del pueblo en un dia soleado y luminoso. Pudimos conectar  con las características concretas de su paisaje, sobrio y hermoso ,donde la montaña está muy presente y la vista puede extenderse hasta un  horizonte lejano.  

Seguidamente “recuperamos fuerzas “ comiendo en un restaurante de la localidad. Fue una ocasión más para ir conociéndonos mejor, tanto en lo personal como para conversar sobre lo que nos gustaría  compartir juntos mas adelante. Una experiencia muy agradable. 

Para rematar el día terminamos con la obligada visita a la parcela. que se mostraba abierta y preciosa, como animándonos a que pronto fuéramos sus huéspedes diarios.

Enfin… una experiencia preciosa más para comenzar este año que sin duda va a ser definitivo para la consolidación de nuestro proyecto…¡Seguro que es  un buen augurio de que todo se va a  desarrollar en esta misma atmósfera distendida y agradable.!

ENCUENTRO EL DÍA 15 DE DICIEMBRE

Y ya nos acercamos al día 15. Hemos cambiado la terminología de “taller” por la de “encuentro” de un modo muy consciente.   Encuentro define mejor lo que nos proponemos: “encontrarnos  y encontrar” .Nos proponemos juntarnos durante unas horas un grupo de personas con el deseo común de encontrar  nuevas formas  que aporten a nuestras vidas aún más sentido y disfrute.

Una parte de éstas personas hemos hecho ya un camino conjunto que nos ha llevado a embarcarnos en este proyecto de cohousing. Otra parte ,  se ha acercado a nosotros con la intención de conocernos , de descubrir hasta que punto ésta apuesta en concreto resuena con lo que ellos buscan.

Todos compartimos unas ganas enormes de conocernos más. Y además ( o al tiempo) vamos a explorar juntos  lo que ésta posibilidad de convivencia en grupo ( el llamado cohouisng) despierta en cada uno:¿ temores? ¿dudas? ¿entusiasmo?¿expectativas?… Y trataremos de hacerlo tomando la suficiente distancia como para divertirnos haciéndolo. Será una mirada “hacia adentro” enriquecida con las aportaciones de otros que sin duda nos descubrirán  aspectos en los que no habíamos pensado pero que también “viven” en nosotros. Verificaremos una vez mas  la riqueza de compartir  en grupo.

Fundamentalmente queremos pasar un día agradable  donde, como regalo extra, nos llevemos  un poco mas de claridad sobre lo que podríamos seguir haciendo juntos… o no.

Si alguien más siente el “gusanillo” de explorar estos temas con nosotros…¡ estáis invitados a hacerlo en este domingo 15 de diciembre!

DIBUJANDO NUESTRO COHOUSING

Y en este momento abordamos una de las fases mas bonitas de este proceso: ir concretando un poco más aquello que queremos vivir juntos.

Bien es cierto que siempre será un proceso abierto a la vida, donde continuamente iremos renovándonos, donde surgirán nuevos retos y nuevas formas de crecer con ellos; pero aún así nos parece muy importante proyectar “eso que deseamos” para hacernos mas conscientes de los pasos que nos permitirán alcanzarlo.

En este sentido estamos preparando un taller al que invitamos a todas aquellas personas que quieran participar con nosotros en esta reflexión. Tendrá lugar el domingo día 15 de diciembre.

Y queremos que no sea una “reflexión” mental, que no tenga lugar “desde la cabeza”, sino un escudriñar dentro de nuestros anhelos más auténticos y que muchas veces no nos permitimos mirar, para, con la misma apertura inocente de un niño,  abrirnos a re-descubrir aquello que queremos : Ser todo nuestro potencial.