Crianza en un cohousing intergeneracional

En el Cohousing Intergeneracional, la infancia se valora y se celebra como parte integral de la comunidad. Este post se sumerge en nuestra experiencia colectiva de desarrollo de un modelo de convivencia basado en el apoyo mutuo, cuidados compartidos y respeto a la naturaleza. En nuestro caso, apostamos por ser intergeneracionales, llevando a cabo un proyecto de cohabitabilidad en el medio rural de Bustarviejo, donde nos asentamos.

El Cohousing Bustarviejo, cooperativa de viviendas colaborativas en la Sierra Norte de Madrid, se presenta como un proyecto intergeneracional que acoge a personas en diferentes momentos vitales, abarcando edades que van desde los 3 hasta los 75 años. Este planteamiento se basa en la convicción de que la edad no constituye un obstáculo para forjar vínculos emocionales y establecer una comunicación significativa. Entendemos que la multiplicidad de edades y saberes nos enriquece: las personas aprendemos unas de otras, respetamos diferentes ritmos y necesidades y posibilitar la sostenibilidad a lo largo del tiempo.

Nos cuenta Paco Herrero Azorín, que la pedagogía del cuidado es aquella que se pone al servicio de la relación humana, del vínculo comunitario y del respeto a la naturaleza. Un proyecto como el nuestro, no solo propone una alternativa habitacional, sino que también representa un modelo distinto de experimentar la vida, las relaciones y las experiencias. En este contexto, se priorizan valores como la solidaridad, el apoyo mutuo, el respeto y el cuidado, tanto de las personas que conforman la comunidad como del entorno natural que las rodea. 

Este enfoque se refleja en la creciente fluidez de nuestras relaciones durante los encuentros, donde las personas mayores desarrollan una habilidad de conexión que se transmite y manifiesta también de manera positiva a las criaturas del cohousing, y viceversa.

Aunque el entendimiento entre personas es un desafío, para nuestro grupo es considerado un regalo. Desarrollamos la asertividad, reflexionamos sobre nuestras necesidades y cómo hacerlas llegar al resto, llegamos a acuerdos, manifestamos disensos o incomodidades. Es un deseo del grupo apostar por la inclusión de las criaturas en estos procesos, reconociéndolas como personas de pleno derecho que son. 

Criar en nuestro proyecto implica colectivizar experiencias, alegrías, ilusiones, así como enfrentar miedos, dudas y fallos. Destacamos el respeto hacia cada madre y padre en su forma única de afrontar los retos de la crianza, así como el apoyo que queremos brindarles, como una forma de aliviar el trabajo que conlleva y la necesidad de quienes tienen peques a su cargo, de sentir ese sostén.

En nuestro último encuentro estacional (Remirada de otoño), organizada por la Comisión de Infancia y celebrado de manera presencial en Bustarviejo, compartimos fotos de nuestra niñez, reviviendo recuerdos, jugamos a juegos tradicionales en nuestro terreno y exploramos la mejor forma de integrar a la infancia en el modelo de cohousing intergeneracional que estamos construyendo.

Concebimos esta integración a través de varios principios fundamentales:

  • El conocimiento y aprendizaje mutuo: fomentamos un ambiente donde todas las personas aprendemos unas de otras, promoviendo la comprensión y la conexión.
  • Las vivencias conjuntas: la participación en experiencias compartidas fortalece los lazos y crea recuerdos significativos.
  • La comunicación(emocional, verbal, corporal): favorecemos una comunicación abierta y respetuosa, permitiendo la expresión de emociones y pensamientos de manera variada.
  • Aceptación y respeto por cómo es cada cual: celebramos la diversidad y promovemos un ambiente de aceptación incondicional.
  • La escucha, el reconocimiento y atención a las necesidades: valoramos la escucha activa y respondemos a las necesidades de cada individuo, en este caso concreto, de la infancia.
  • Participación y contribución en función de las posibilidades: incentivamos la participación activa de la infancia, reconociendo y valorando sus contribuciones según sus capacidades.
  • Creación de un espacio seguro (emocional y físico): una forma de aportar confianza y riqueza relacional
  • Posibilitar el reconocimiento de los diferentes espacios físicos del cohousing y referentes espaciales de encuentro y juego.

En cuanto a la ayuda a la crianza, entendemos que implica:

  • Facilitar a las familias momentos de descanso y desarrollo de otras facetas: reconocemos la importancia de momentos para descanso y desarrollo personal, facilitando espacios y apoyo para ello.
  • Apoyo puntual cuando surjan necesidades: nos comprometemos a ofrecer ayuda cuando surge una necesidad, proporcionando apoyo práctico y emocional.
  • Atender, reconocer y respetar como grupo la necesidades e intereses de la infancia: nos comprometemos a atender las necesidades e intereses de las niñas y niños, mediante la comunicación abierta y constante con las familias.
  • Compartir las preocupaciones y dudas que vayan surgiendo: creamos un espacio para el diálogo abierto sobre las inquietudes y dudas que puedan surgir en el ámbito de la crianza.
  • Apoyar las decisiones familiares: respetamos las decisiones individuales de cada familia, escuchando, ofreciendo apoyo y opiniones sin invadir sus decisiones
  • Asunción por el grupo del cuidado de la infancia del cohousing: reconocemos la responsabilidad colectiva de cuidar y velar por su bienestar
  • Ampliar y enriquecer las posibilidades de relaciones y comunicación en el contexto colectivo

Mirando hacia el futuro, visualizamos a la infancia de nuestro cohousing entendiendo, porque lo están viviendo, que pertenecen a una comunidad que está ahí para cuidarles, acompañarles y educarles. Somos un Cohousing Intergeneracional donde se cultiva el vínculo, se gestiona de forma colectiva necesidades y deseos, y se organizan proyectos comunes con el propósito fundamental de cuidar a las personas y al entorno. 

En resumen, somos un Cohousing Intergeneracional ¡y nos gusta!

Cohousing Bustarviejo

Cooperativa de viviendas en cesión de uso. Proyecto de convivencia intergeneracional y ecosostenible en la Sierra Norte de Madrid.