EL CUMPLIMIENTO DE UN SUEÑO

Para varios de entre nosotros este proyecto de cohousing significa el cumplimiento de un sueño que nació hace ya mucho tiempo. Se nutre de los ecos del espíritu de esos años de finales de los 60, donde de pronto imaginar un mundo nuevo ¡pareció posible!. Donde con mirada crítica y valiente miramos de frente lo que había: una sociedad donde el individuo se encontraba a menudo atrapado en unos modos de convivencia que  no favorecían su desarrollo personal sino que, por el contrario, eran un freno para su crecimiento.

Desafortunadamente, ese “empoderamiento sobre la propia vida” que se reivindicaba entonces , ( “Sé realista, pide lo imposible” proclamaba una pintada en mayo del 68), no se ha producido para la gran parte  de las personas que participamos en esta sociedad, sino que se  ha agudizado la sensación de encontrarnos a merced de decisiones de otros que nos llevan donde no queremos ir.

Y curiosamente en la propia formulación de la famosa frase puede estar la causa de ello:  hemos comprendido que no se trata de pedir nada “fuera”. Que el cambio empieza en nosotros, en no delegarlo, en responsabilizarnos de nuestra propia vida y tomar decisiones sobre lo que queremos vivir en ella…

Y ahí estamos nosotros, dentro de esta marea que en múltiples formas reclama el derecho a vivir de otro modo, de darse unas “condiciones” que permitan florecer lo mejor  del ser humano,  donde vivir en armonía y felizmente unos con otros sea posible.

En nuestro caso apostando por un nuevo modelo de convivencia donde poder experimentar “el encuentro con el otro”, no desde el miedo o la indiferencia sino desde una implicación libremente elegida.

No Comments

Post a Comment