Precisamente ahora

Nosotros ya lo teníamos claro, pero después de estos meses de parón, y de lo que hemos vivido, esta visión se ha extendido.

Me refiero a:

  • Que es importante tener una casa, nuestra casa, que sea agradable, con luz, en contacto con la naturaleza. Y vivir y morir acompañados.
  • Que tenemos que parar de movernos, de consumir, de ir a lo nuestro, por nuestro bienestar y el del planeta.
  • Que la ayuda mutua se va a hacer vital en la situación venidera. Ya lo es. Nadie sino nosotros, podrá cambiar la realidad.
  • Que el liberalismo económico crea monstruos. me refiero, por ejemplo, al negocio de las residencias. Me refiero a la especulación inmobiliaria.
  • Por ello_

Por ello:

  • Vamos a autogestionarnos, sin intermediarios, mediante una cooperativa en cesión de uso, para construir nuestras casas.
  • Las vamos a hacer sostenibles y reduciendo la huella ecológica al mínimo en la elección de materiales.
  • Las vamos a hacer pequeñas porque tendremos un espacio común amplio con lavanderia, talleres, salas multiuso y cocina para cuando queramos reunirnos a comer y festejar.
  • Vamos a cuidar un jardín y un huerto comunes.
  • Vamos a estar integrados en un pueblo en el que ya nos sentimos acogidos.
  • Vamos a tener una vida más natural, más fácil y más plena.

La fórmula cohousing o viviendas colaborativas ( intergeneracionales o senior), más que experimentada en los paises nórdicos, al fín está cuajando en España.

No Comments

Post a Comment